Written by gnomonrelojes

Guardianes del tiempo: los artesanos que se ocupan de que los relojes de la Ciudad estén en hora

El relojero cordobés Guillermo del Valle sí logró interesar a un grupo de jóvenes, entre ellos a su hijo Alejandro (23 años), quien lo acompaña en el taller que tiene en Jesús María: “Estoy rodeado de jóvenes. Varios tienen algo más de 20 años y el tornero, 30. Es un trabajo placentero y es muy fácil apasionarse. Cuando yo arranqué, pensaba que era un oficio en extinción, pero ahora veo que genera mucho entusiasmo y creo que el concepto de ‘reloj público’ está volviendo. En este momento estamos reparando muchos relojes y también construyendo nuevos”, contó.

Por estos días, Guillermo está de viaje por el interior de la provincia de Buenos Aires, recuperando las máquinas de los relojes ubicados en las obras “monumentalistas” que construyó el arquitecto e ingeniero Francisco Salamone. “Relevamos su obra, y vimos que casi todas las máquinas que colocó en sus relojes están desaparecidas. Así que estamos fabricando nuevas. Y poco a poco vamos interesando a los municipios. En Chascomús, Laprida, Guaminí, Pellegrini, Carhué y Alberti instalamos nuevas y los relojes ya están funcionando”, cuenta

El reloj de la Casa Rosada fue donado por la empresa de Del Valle, Gnomon. Cuando lo instalaba junto a su hijo vio que el del Cabildo no funcionaba, por lo que también donó la máquina que le devolvió la vida a ese reloj. También recuperó los relojes del CCK, el de la estación Constitución y el de Retiro.
“Hay dos conceptos respecto a los relojes: pueden ser el equipamiento de un edificio -en una iglesia, por ejemplo- o ser el todo, como el Big Ben o nuestra Torre Monumental. Y yo creo que las ciudades deben promover la puesta en funcionamiento y la revalorización de estas piezas, porque además generan un atractivo. Las ciudades con los relojes públicos detenidos son espantosas”, concluye, pasional.

https://www.clarin.com/ciudades/guardianes-tiempo-artesanos-ocupan-relojes-ciudad-hora_0_gy7MnWand.html

Share with:


Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EnglishPortugueseSpanish